Publicar en abierto

La llamada crisis de precios de las publicaciones científicas es una de las causas del surgimiento del movimiento Open Access: los precios abusivos de las publicaciones científicas estaban llegando a un nivel económicamente insostenible para las instituciones consumidoras de esa información.

Por otra parte, la estructura de la publicación tradicional de las revistas científicas impedía que el avance científico se difundiera con rapidez. Así, el sistema de publicación sobre el que se había sustentado la comunicación científica de calidad y gracias al cual se había desarrollado el avance científico durante décadas se convertía en tiempos de internet en un obstáculo.

El Open Access ofrece un sistema alternativo de publicación en el que no existen obstáculos económicos (entonces, ¿quién asume los costes de la publicación?) ni de derechos de autor, más allá del reconocimento de autoria, y en el que las ventajas para las instituciones que contratan las publicaciones son claras, pero ¿cuáles son las ventajas para el autor?

Ventajas de publicar en abierto

Uno de los principales problemas para la expansión del Open Access es la reticencia de muchos investigadores a publicar en abierto, reticencia basada muchas veces en el desconocimiento de las ventajas que para los propios autores tiene este sistema de comunicación científica.

Como ejemplo de las ventajas podéis consultar la infografía “Beneficios de publicar en los repositorios institucionales”:

REBIUN_Infografies_BenPubRep_a2015

Vamos a señalar las principales ventajas.

Mayor visibilidad, uso e impacto

Los documentos depositados en repositorios aumentan los canales por los que pueden ser descubiertos  ya que los metadatos que describen el contenido de los documentos son recolectados por diferentes buscadores y proveedores de servicios. Además, al difundir nuestras publicaciones en acceso abierto, éstas pueden ser leidas por un mayor número de investigadores, y, por lo tanto, aumentan las posibilidades de que nuestro trabajo sea citado. Es lo que se conoce como Open Access Citation Advantage.

Inmediatez

El sistema en línea para la entrega de artículos, la revisión y publicación de los mismos posibilita un acceso más rápido y directo a los resultados de las investigaciones. Además, se puede hacer pública la versión de un artículo una vez que está aceptado para su publicación sin necesidad de esperar a que sea definitivamente publicado, cosa que puede demorarse algunos meses. Este hecho repercute en la reducción del tiempo existente desde que un documento es publicado hasta que recibe la primera cita (early advantage).

Mayor garantía de preservación

La preservación es uno de los objetivos claves de los repositorios institucionales que no está garantizada de la misma manera por ningún otro servicio (portales de revistas-e, webs personales, etc.).
Servicios de valor añadido
Los repositorios pueden ofrecer servicios adicionales como sistemas avanzados de consulta y navegación, acceso y búsquedas a texto completo, servicios de alerta en línea, estadísticas de consultas y descargas, posibilidad de elaboración de Curriculum Vitae, etc.

¿Quién paga el Acceso abierto?

La edición de artículos implica un gasto, la tasa de procesamiento del artículo (Article Processing Charge o APC), que puede ser asumida por las suscripciones, por la propia editorial (la ruta platino), por los autores o agencias financiadoras.

A través del Directory of Open Access Journals (DOAJ), que reúne más de 11.500 publicaciones, podemos saber qué revistas publican en acceso abierto sin coste y cuales tienen un coste asociado:

El APC que aplican los editores tiene una gran variación de una revista a otra. Algunos ejemplos del coste de publicar en abierto en revistas con APC los podéis ver en los enlaces:

El coste del APC puede ser incluido como gasto del proyecto de investigación si se ha recibido financiación por parte del H2020 (apartado 6.2.D.3), el Programa Estatal de Investigación (artículo 20, apartado 7.g) o las Ayudas a la Investigación de la Generalitat Valenciana (base 4.d).

Los investigadores de la UPV también disponen de ayudas para hacer frente a los costes del APC.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*